Conoce las diferencias entre alineación y balanceo de neumáticos

Los términos alineación y balanceo siempre son relacionados con neumáticos, pero con frecuencia, acostumbramos a confundir estos procedimientos como si se trataran de lo mismo, cuando en realidad, cada uno tiene una función totalmente diferente e imprescindible.

¿CÓMO DIFERENCIARLAS?

ALINEACIÓN: Es un proceso en el que se ajustan los ángulos de las ruedas, manteniéndolas perpendiculares al suelo y paralelas entre sí. Por lo general, lo que provoca una desalineación, es transitar regularmente por caminos en mal estado o con hoyos, produciendo un desgaste acelerado en los bordes del neumático, lo que reduce la vida útil y el desempeño del vehículo.

¿CUÁNDO DEBERÍA REALIZARLO?

Si al conducir, notas que tu vehículo se desliza hacia un lado, ya sea derecho o izquierdo y no mantiene su dirección lineal, entonces debes revisar la alineación de los neumáticos de tu auto.

La correcta alineación de los neumáticos evitará el desgaste prematuro de estos y minimizará la resistencia al rodamiento. De paso también contribuirá con la economía de combustible del vehículo.

BALANCEO:  Es un procedimiento que regula y equilibra el peso de todas las ruedas de tu vehículo, evitando la vibración en velocidades altas. Básicamente, el proceso consiste en añadir contrapesos en las ruedas y así compensar las diferencias de peso entre los neumáticos.

¿CUÁNDO DEBERÍA REALIZARLO?

Cuando notes que tu vehículo tiene vibraciones anormales en el volante, el piso o incluso el tablero, entonces es momento de revisar el balanceo de tus neumáticos.
Este procedimiento es muy importante, ya que te brindará mayor estabilidad y seguridad al manejar.

Si tienes más consultas, te invitamos a visitar nuestra red concesionarios a lo largo del país donde encontrarás técnicos especializados que podrán orientarte con todas tus dudas.